Hace unos días me acordé de mi viaje a Nueva York, era 1997 y en esa época viajar era mi gran pasión. Cuando voy de vacaciones suelo llevar un perfume nuevo para que ese aroma me permita, meses y años después, rememorar esos días tan especiales. Recuerdo perfectamente que la fragancia que me acompañó a Nueva York fue Escape de CALVIN KLEIN. Han pasado más de 20 años y este perfume apenas se encuentra disponible en tiendas y menos aun en probador. Quería volver a oler Escape como fuera, así que gracias a las maravillas de internet pude encontrarlo y en un par de días ya lo había recibido en casa. Fue abrir el frasco y mi mente se trasladó en cuestión de segundos a la ciudad que nunca duerme.

Instantáneas de Tiimes Square en Nueva York y frasco de Escape de CALVIN KLEIN

Recuerdo que el subway me llevó desde del aeropuerto hasta el mismísimo centro de la ciudad, Times Square. Todas aquellas imágenes que había visto en cientos de películas se hicieron reales y las instantáneas que captaban mis retinas se llenaron de vibrantes y eléctricas emociones que han quedado grabadas en mi memoria para siempre.

Escape de CALVIN KLEIN se lanzó en 1991. Recuerdo perfectamente la campaña publicitaria, aquellas sensuales imágenes en blanco y negro estaban por todas partes.

Imagen de la campaña publicitaria de Escape de CALVIN KLEIN

Escape de CALVIN KLEIN es una fragancia que pertenece a la familia olfativa floral acuática. Las notas de salida son el cilantro, la manzanilla, el lichi, la manzana y el ylang-ylang. Las notas de corazón son el jazmín, el muguette, el melocotón y la rosa. Las notas de fondo son el sándalo, la vainilla, el musgo, el vetiver y los almizcles blancos.

Envoltorio y frasco de la fragancia Escape de CALVIN KLEIN

Bajo mi punto de vista, Escape de CALVIN KLEIN es una fragancia tremendamente afrutada: dulce, cítrica y exótica a la vez. Su aroma intenso y evocador me transporta a lugares lejanos y paradisíacos, quizás coincidiendo un poco con descripción de la marca “Escape es una fragancia para las mujeres que aspiran a realizar sus pasiones más profundas y deseos más verdaderos, escapando de las barreras de a vida diaria”. La fijación y la estela de este perfume son excelentes.

El frasco minimalista del perfume Escape de CALVIN KLEIN

El frasco, de cristal biselado en forma circular y con tapón plateado, es toda una declaración al minimalismo de los años 90. El contraste del color ámbar de la fragancia con el tapón plateado me recuerda a un anillo que me compré en Estambul… qué curioso, parece que este perfume vuelve a dirigirme a otro de mis viajes.

Escape de CALVIN KLEIN está disponible en la web de El Corte Inglés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s